¡STOP FRAUDE! El marketing dañino de las artes marciales

images

¡Acabemos con el ACOSO ESCOLAR! ¡DÍ NO AL BULLYING! ¡No seas víctima de MALTRATOS, NO a la violencia de género! ¡Aprende técnicas contra la VIOLENCIA MACHISTA! ¡Curso de autodefensa, No al BULLYING ESCOLAR!  ¡SAVE THE CHILDREN!

¿Te suena todo esto?
Es la nueva tendencia y reclamo de muchos de los centros de artes marciales en varios países. Es la última moda. Aprovecharse de una situación “muy seria” para conseguir nuevos alumnos que buscan seguridad y están dispuestos a todo por resolver una situación que afecta a sus vidas.
Este marketing es cada vez más generalizado en el sector de las artes marciales, se entromete en un área muy delicada, en torno a la cual existe cierta desinformación.
Bien es cierto que las artes marciales y la defensa personal pueden ayudar de alguna manera en estos casos, pero depende del “prisma” con el que se mire y sobre todo de como se “venda” el producto al público, pasa de ser una “actividad que puede ayudar” a una “solución a tus problemas”, o lo que es lo mismo, UN FRAUDE EN TODA REGLA.

acoso-escolar
“Pongamos un folleto con un niño llorando o una mujer amoratada, ofrezcamos unas clases de autodefensa y… ¡Ya tenemos el negocio del siglo! ¿En serio, que debemos llegar a esto?”

La defensa personal y las artes marciales no tienen el “único objetivo” de evitar la violencia de género o el acoso escolar.
Cualquier arte marcial tiene un potencial enorme en distintas esferas de la persona: Auto-superación, adquisición de nuevas habilidades, fortaleza física y mental, etc. Y por supuesto, diversión y abstracción de las obligaciones diarias.
Respecto a los malos tratos y al acoso escolar, las artes marciales pueden aportar su pequeño grano de arena para mejorar la condición psicológica del afectado, aumentando su seguridad y autoestima. No obstante, estas problemáticas son mucho más complejas y requieren un abordaje desde distintas líneas de actuación, desde el plano psicoterapéutico individual, al plano sociocultural de un colectivo. De la misma manera que no podemos reducir la solución del problema a la práctica de las artes marciales, NO PODEMOS NI ATREVERNOS a sugerirlo como profesionales del sector de las artes marciales con banales panfletos publicitarios. ¡Dejad de aprovecharse de un problema tan serio!

images-1
Estos problemas tienen una dimensión más amplia y compleja y no se deben utilizar JAMÁS como reclamo de nuevos alumnos.

Todos sabemos de la importancia de las vitaminas  para la salud. Os imagináis un cartel en una frutería que dijese: “¡Seguro que no quieres sufrir cáncer! Pues, compra fruta y verdura fresca aquí, hoy mismo.

Este tipo de publicidad dañina pone en evidencia la poca profesionalidad y sensibilidad de quien la practica, poniendo de manifiesto la finalidad real de los centros de artes marciales que la propagan.

Empecemos a ser serios con estos temas y a ser algo más profesionales. Que cada uno compre la fruta donde quiera, pero que no se burlen de nosotros.

Deja un comentario