¿Por qué somos felices? Porque te vemos feliz

Si hay algo que no paramos de hacer en los Centros Do Yang Sal es innovar, ponernos nuevas metas y seguir buscando lo mejor para nuestros alumnos.
En estos últimos años hemos renovado nuestros programas de entrenamiento, hemos establecido nuevas dinámicas de grupos, abierto nuevos horarios, aumentado el número de instructores y ahora un último cambio para abrir el 2019 con nuevas energías: Estrenando tatamis de máxima calidad, acentuando los colores corporativos, rediseñando logos y marcando una decisiva filosofía por ofrecer la mejor calidad y profesionalidad.

“Do Yang Sal ya es una marca, una filosofía de como entrenar y entender las artes marciales”

Al igual que enseñamos a nuestros alumnos que la única forma de avanzar es saliendo de la zona de confort, nosotros mismos nos aplicamos esta filosofía continuamente. Viajamos por varios países a menudo para seguir formándonos, actualizamos nuestra programación semanalmente para que la motivación siga viva e intentamos mejorar diariamente todo aquello que haga que la experiencia de practicar artes marciales sea un camino inolvidable para cada practicante.

“En nuestro camino, no se trata de hacer grandes cambios en uno mismo, sino de conseguir pequeños logros que nos haga grandes como personas”

Hoy estamos muy contentos, sabemos que la renovada imagen de nuestros centros te cautivará en tus próximos entrenamientos.

Tu experiencia a partir de ahora será única. Y eso… Nos hace muy felices.





Deja un comentario