5 motivos por los que no deberías practicar artes marciales


Existe la creencia de que las artes marciales benefician a todos sus practicantes. Por eso, los centros de artes marciales proliferan y cada día más personas desean practicarlas. 

Sin embargo, por mi experiencia, hay varios motivos por los que no deberías de ninguna manera,  buscar sus beneficios y posiblemente ni probarlas. No todo lo que reluce es oro.

Con estas 5 razones te quedará clarísimo:

PORQUE HACE AÑOS QUE DEJASTE DE SER CONSTANTE EN ALGO

No te engañes, hace muchos años que dejaste de luchar por conseguir nuevas metas. En los últimos años has pasado del tenis a la bici y del senderismo a clases de baile.

Se consciente de que te has ilusionado con hacer artes marciales, y sabes que no durarás. No hagas que el motivado maestro pierda el tiempo contigo.

Deja que entrenen y ocupen tu espacio aquellos «raros y frikis» que realmente quieren un cambio y piensan esforzarse en conseguirlo.

LE QUITARAN MUCHO TIEMPO A TU APRETADA AGENDA

¿Vas a tener suficiente tiempo para realizar tus entrenamientos?
La disciplina no va contigo, y sabes que no cambiarás.

Trabajas todo el día fuera de casa. ¡No pretenderás dedicarle 2 horas por semana a realizar algo que te beneficie!
Le faltan horas a tu día. Sabes que si tuvieses más tiempo hasta podrías hacerte la cama por la mañana.
No inviertas tu tiempo en las artes marciales, que bastante ocupado estas en tu mundo ¡Vive el momento!

TU ECONOMÍA SE VERÁ AFECTADA

Sabes que las artes marciales son carísimas.  Los precios medios van de los 40 a los 70 euros ¡Al mes! Como lo oyes. Te incluirán: 10-15 clases dirigidas por un profesional cualificado, enseñanzas de alto valor para la vida, más de 10 horas de entretenimiento con amistades sanas, alguna «charrada» con tu psicólogo/coach gratuito (tu maestro), una mejora notable de tu estado físico,  y no podemos olvidarnos de una ducha bien calentita (sin escatimar en litros) al finalizar cada entrenamiento.

Vamos, que es un robo. Esta claro que no es para todos los bolsillo.
 
Mejor se listo y ahórrate ese dinero, podrás comprarte un smartphone de 800€ a final de año

LA EDUCACIÓN ES UN TEMA DEL COLEGIO

Para que vas a elegir las artes marciales para tus hijos, pudiendo realizar una actividad extraescolar más económica y que de cierta manera te permite «aparcarlos» incluso más cerca de casa. «Lo importante es que estén ocupados», es igual que sea en música, dibujo o piscina.   
Todo es lo mismo, es igual lo que haga, pero que haga algo .- Nos dijiste cuando borrabas a Lorena de su actividad de «Karate infantil» (así bautizaste al Taekwondo, ya que no sabías el nombre de la actividad que tu niña hizo durante 2 años).
 Ella es el que manda y ahora quiere hacer patinaje. – Y marchaste.
Las artes marciales educan y aportan valiosísimos valores que dudarán para toda la vida.
Pero, ¿No está ya la Escuela para ello?
No dejes que el maestro de artes marciales haga la faena del profesor del colegio. No sea, que finalmente tengas tú, que educar a tus hijos.

ESTA YA TODO EN «YUTUB»

Piénsalo detenidamente. Lees recetas de cocina por internet, aprendes idiomas a través de tutoriales online, te hiciste modelo profesional del barrio gracias a Instagram y tus miles de verdaderas amistades están en Facebook. 
¿Realmente necesitas aprender artes marciales en un tatami?
Las artes marciales no te van permitir aparentar. En el tatami vas a ser tú, con todos tus defectos y virtudes.
Seguro que encuentras cientos de vídeos en Youtube de gran ayuda.


Podría enumerar muchas más razones por las que no practicar artes marciales. Lo que queda claro es que no son para todos los públicos.

Seamos listos, decidamos con cabeza y dejemos que otros se esfuercen, suden,  malgasten el dinero y pierdan el valioso tiempo en las tonterias de Bruce Lee, intentando mejorar como individuos. 

Solo de esta manera construiremos un mundo mejor.





Deja un comentario